Una peña de castellón compra el toro más impresionante

En el municipio castellonense de Almassora, la pasión por la tauromaquia corre por las venas de la comunidad, y la peña Gent del Bou es un claro ejemplo de ello.

Recientemente, esta peña llevó a cabo la compra de un toro de la prestigiosa ganadería de Adolfo Martín, un animal que está destinado a ser el centro de atención en las próximas fiestas de Santa Quitèria.

Un Toro Imponente

El ejemplar en cuestión es un toro marcado con el número 3 y el guarismo 8, un astado que ha alcanzado la madurez de seis años y, por lo tanto, no puede ser lidiado en una plaza de toros. Esta circunstancia llevó a su venta para eventos taurinos alternativos, como los que organiza la peña Gent del Bou. La rapidez en la adquisición se debió a la alta demanda que generó este toro, ya que otras peñas y comisiones en el levante español también tenían sus ojos puestos en él.

El Legado de Adolfo Martín

La ganadería de Adolfo Martín tiene una historia rica en la tauromaquia. Esta ganadería ingresó en la Unión de Criadores de Toros de Lidia (RUCTL) en 1952. En un momento dado, Adolfo Martín y su hermano, Victorino Martín Andrés, adquirieron la ganadería de los hermanos Escudero Calvo, una divisa con una larga tradición que se remonta a 1912. En 1989, los hermanos decidieron dividir la ganadería, y en 1992, Adolfo Martín Andrés cedió la ganadería a su hijo, Adolfo Martín Escudero, continuando con el legado familiar en el mundo del toro bravo.

La Búsqueda del Toro Perfecto

La reducción de las camadas de toros debido a la crisis del COVID-19 y el aumento de los precios llevaron a que diversas peñas y comisiones tuvieran que buscar con anticipación para encontrar un animal que se ajustara tanto a su presupuesto como a las características deseadas. La compra de Jardinero, el toro cárdeno de Adolfo Martín, se convirtió en un regalo de Reyes anticipado para Almassora, una localidad que vive con gran pasión la tradición taurina.

El interés de otras comunidades

El ejemplar Jardinero no solo era codiciado en la Comunidad Valenciana, sino que su espectacular presencia y belleza despertaron el interés de otras localidades en toda España. Peñas de la Vall d’Uixó, Puçol, Massamagrell y otras zonas manifestaron su interés en este toro. Cabe mencionar que la Vall d’Uixó tuvo ciertas dificultades previas en relación con esta ganadería, ya que Adolfo Martín había expresado su negativa a protagonizar una exhibición en esa localidad debido a asuntos pendientes de pago relacionados con un encierro anterior.

TE INTERESA: Feria de la Magdalena de Castellón 2024

El precio de un Toro para las Calles

El precio de un toro para las calles puede variar significativamente. Un toro sin defectos físicos de una ganadería destacada puede rondar los 10.000 €, una cifra cercana a los 8.000 € que se han pagado por toros de Victorino Martín y los 10.000 € por ejemplares del legendario hierro de Miura. Sin embargo, en 2019, Burriana rompió récords al adquirir un toro de Adolfo Martín por un valor que superó los 20.000 €, demostrando así el profundo aprecio y compromiso de la comunidad con esta tradición.

Deja un comentario